miércoles, 21 de octubre de 2015

Piel artificial es creada con el propósito de recobrar sensaciones


Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford (California, en EE.UU.) diseñaron una  "piel" artificial para prótesis con el objetivo de ayudar a millones de personas a nivel mundial que las utilizan para recobrar las sensaciones en las extremidades.

Para la creación de esta piel artificial el Grupo de Investigación Bao de Stanford empleó circuitos flexibles y sensores de presión que permitieran sentir la fuerza de los artículos estáticos. 

Por otro lado, estuvieron en capacidad de pasar esas señales sensoriales a las células cerebrales de ratones, lo que, de acuerdo a los científicos, ayuda a que los individuos que utilizan prótesis tengan la posibilidad un día de volver a sentir sensaciones en sus extremidades.

El ingeniero de Stanford Benjamin Tee y su equipo de trabajo creó la piel artificial en la que desarrollaron un circuito especializado con materiales flexibles y materiales ecológicos. Ese circuito transforma la presión estática en señales digitales de acuerdo a la fuerza mecánica que destine. 

Los científicos indican en el artículo en Science, que uno de los mayores retos fue diseñar sensores que puedan"sentir" el mismo nivel de presión que los seres humanos.


El grupo de Stanford empleó nanotubos de carbón en los sensores con microestructuras piramidales que, de acuerdo con los investigadores, resultan ser muy efectivos al momento de transmitir las señales desde el campo magnético de cosas cercanas al electrodo receptor en un modo que potencia la sensibilidad.

Asimismo los científicos hallaron inconvenientes al momento de conducir las señales a partir del  sistema de piel artificial a las neuronas del córtex de los ratones.

El reto radica en que las proteínas naturales sensibles a la luz usadas en la optogenética (la combinación de técnicas genéticas y ópticas para controlar eventos determinados en ciertas células de tejidos vivos) no generó reacciones neuronales que permanecieran como para que se sintieran las señales digitales.

Aun así los investigadores lograron desarrollar nuevas proteínas optogenéticas con la habilidad para respaldar intervalos de estimulación más extensos.

0 comentarios:

Publicar un comentario