martes, 7 de octubre de 2014

El internet de las cosas trae sus riesgos de seguridad



El denominado internet de las cosas es una realidad: toda clase de equipos se pueden conectar a la red. Uno de los mejores ejemplos son los relojes y gafas que las más destacadas empresas tecnológicas están distribuyendo en el mercado. Esta gran capacidad de conectividad amplía la generación de comunidades y oportunidades de negocio, pero a la vez representa peligros para la privacidad personal de los usuarios. Por este motivo, las autoridades europeas de Protección de Datos aprobaron el primer  dictamen vinculado a este tema.

Su diseño ha sido liderado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en unión con la Autoridad francesa (CNIL), y afirma que los aparatos que disponen de sensores y conexión a internet recogen segmentos de información, que podrían ser estudiados por otras personas y exponer verdaderos   patrones de vida de la gente.

El informe señala y alerta sobre los evidentes riesgos que esta clase de productos y servicios pueden significar para la privacidad de las personas, estableciendo un marco de compromisos y realizando sugerencias.


El documento expone tres escenarios: la tecnología para llevar puesta ('wearable computing'), los dispositivos móviles que registran información vinculada con la actividad física de las personas, y la domótica (detectores, termostatos y sensores conectados en oficinas y hogares).

Un modelo que sobresale en el dictamen tiene que ver con recoger el acelerómetro o el giroscopio de un teléfono "inteligente" y estos podrían ser empleados por otros individuos para conseguir información sobre costumbres de conducción de la persona. El dictamen está orientado a fabricantes de dispositivos, desarrolladores de aplicaciones y gestores de redes sociales, de igual forma, a usuarios que van a emplear estos aparatos conectados.

"La privacidad es un soporte fundamental en cualquier modelo de negocio digital o no", como asegura Cristina Sirera, profesional en el área de Privacidad y Protección de Datos de Elzaburu “la protección de los datos personales hay que tenerla en cuenta a lo largo de todo el ciclo de vida de las tecnologías, desde la concepción hasta su despliegue, utilización y eliminación final”. La especialista agrega que las compañías desarrolladoras de estas nuevas tecnologías deben conocer muy bien qué información administran, el valor que posee dicha información y cómo protegerla, para de esta manera poder monetizarla, generando negocio y oportunidades, y como consecuencia, disminuyendo riesgos y costos. Si deseas ampliar la información sobre éste tema te invitamos a seguir éste enlace.

0 comentarios:

Publicar un comentario